Nuestras voces tienen el poder de la denuncia, del recuerdo, de la creación... La juventud no nos excede: nos estimula. Somos como una brújula que oscila por la realidad dejando huellas (que no son poco), plasmándolas en papel, llorando letras...La tinta es nuestra aliada;

este blog solo la excusa..

Tenemos mil cosas más para torturarnos↓

martes, 15 de febrero de 2011

Beauty & Beast complexe

Derechos del autor a Bettina

Si alguien se merece unas cuantas demandas por daños morales y estafas reiteradas, ese es el helado Walt Disney. Él y sólo él es el culpable de que miles de niños crezcan en mundos de suntuosos castillos de pobres cimientos, diversidad racial bastante dudosa y burbujas de detergente que irritan los ojos para luego ser arrojados hacia un universo paralelo, en las afueras del reino donde los frondosos bosques de adultos trabajadores que no recuerdan donde dejaron los antiguos VHS dominan las calles. Pero como tan acertadamente afirmaba nuestro amigo Freud unos cuantos años atrás, la infancia marca, condiciona y late en los ya crecidos ex borregos que pastaban en las fértiles tierras del imperio Disney. Si bien la transición del ciclo de vida suele ser imperceptible, no lo son los traumas en potencia una vez manifestados que se arrastran de una etapa a la otra.

Le ofrezco este pequeño aporte a la comunidad mundial de psicólogos, aunque no me caigan del todo bien: el complejo de la Bella y la Bestia.

Mi generación, portadora de este trastorno, fue marcada a fuego como ganado por dos ideales totalmente contradictorios pero paralelos, uno arraigado de viejas costumbres recicladas y otro importado de los pelos en la excedida década del '90: el valor moral de la belleza interior y el consumismo de la imagen. ¿Quién no recuerda haber escuchado y repetido hasta el hartazgo la célebre y engañosa frase de Saint-Exúpery, enunciada en su obra cumbre "El principito" (libro que madres, maestras y pseudo intelectuales fuerzan a leer una y otra vez "hasta encontrar su verdadero significado porque ahora son muy chicos para entenderlo" y recomiendan con fiereza a los infantes): lo esencial es invisible a los ojos? ¿Quién no intentó interpretar literalmente la metáfora del sapo devenido en príncipe una vez que éste conseguía el tan ansiado beso, que parece un conocimiento a priori en las mentes pueriles? Al mismo tiempo, esos niños eran bombardeados con estereotipos de belleza muy lejanos a la cotidianeidad latinoamericana, cánones de comportamiento cuasi protocolar, el boom tecnológico tan característico de nuestro mundo globalizado y, por supuesto, las dichosas películas de Disney.
Padres, niños y babysitters lloraron ante la muerte injusta de la mamá de Bambi, cantaron Hakuna Matata a todo pulmón y admiraron como la bella, inteligente, no-rubia y tenaz Bella (si ésto no es una marca de enunciación, qué es?) se enamoraba, educaba y convivía pacientemente con la Bestia, quien era nada menos que un apuesto príncipe hechizado como castigo por su frivolidad. Y todos pensamos que era un mensaje hermoso, esperanzador y rebosante de valores universales y políticamente correctos, que las heroínas también saben leer y son amables con los individuos no agraciados como ellas y que detrás de cada adefesio se esconde un alma sensible y un macho de físico privilegiado. Pobres, ilusos, mogólicos de nosotros.

Me pregunto cuántas nenas miraron esa película y son ahora mujeres o jovencitas entrando en la adultez, y cuántas decodificaron el mensaje terrible y devastador tras una inocente historia devenida en mercancía cinematográfica. Porque o yo soy una enferma paranoica de desdichada experiencia y mente podrida, o el mensaje de la historia es "tenele paciencia al camafeo grosero que tenés al lado y seguí siendo hermosa, inteligente y buena que algún día lo vas a transformar en un príncipe con pelo en el pecho y te vas a mudar a un castillo donde los muebles bailen para vos"? Inconscientemente, muchas de nosotras pensamos que está escrito en nuestro ADN y que es un requisito fundamental en ser mujer conseguir a un inadaptado salvaje para enmendarlo y convertirlo en un hombre de bien. ¿Acaso no se criaron escuchando que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer? Más que detrás, deberían decir que ella está dentro de él, porque la pobre insensata puso todo de sí para cumplir con el mandato social y hormonal. ¿Gajes del oficio? ¿Y quién quiere oficiar de madre, maestra, baby sitter, amante y amiga más de lo debido? ¿Qué satisfacción demente puede sentirse al invertir sangre, sudor y lágrimas en un proyecto tan ruin? Seamos claros, aprovechemos la liberación femenina del nuevo siglo (bullshit) y salvemos a las futuras generaciones de las ansias de ser princesas y amas de casa al mismo tiempo. Enseñémosles que lo que importa es lo de adentro, lo de afuera, lo de los costados, lo de adelante y lo de atrás, que no hay detalles insignificantes en cuanto a encontrar una persona para compartir el día a día, que deben ser inteligentes y buenas por ellas mismas, que no son menos mujeres por hacerse valer y pararse ante las bestias que no quieren cambiar, que no contentarse con poco no es ser inconformista, frígida o feminista, sino lo justo y necesario.

Y ahora yo, le digo NO a la tradición del hombre peludo e incivilizado que requiere de una amorosa y dedicada mujer que deje todo por él y me pongo en campaña para resolver este complejo que sí, como se habrán dado cuenta, me atormentó por años.

13 comentarios:

Jorge Ariza dijo...

Escribes genial, te sigo!

Dany dijo...

Bestias......a depilarseee!

Marta. dijo...

estoy de acuerdo, el es el culpable de que a veces tengamos la cabeza llena de pájaros. donde vives pues?
Un besitooo

un honguito :B dijo...

Yo adoro las películas de Disney. Sí es cierto que a veces el mensaje puede no ser el mejor o se malinterprete, pero yo las sigo disfrutando a pesar de eso.

Die. dijo...

sos una genia ♥
me encanta lo que escribis *-*

Pablo dijo...

Juaaaaaaaaaaaaa! Buenisimo post, eso sí sacame a Tracy "me pego un tiro entre los dientes" Chapman que es, por lo menos, demasiado gris AL PEDO! jajajaja! Lo dije, fuuuuuuuuu!

Bue, aguante los lampiños!!! Somos los más mejores, los más!

Beso

Chloe Nights dijo...

¡Hola cielo! Adoro tu blog, es genial. Por cierto te sigo porque me encanta ¿si?
Por cierto, pásate por mis blogs y me siges si te gustan si?
http://lalunademedianoche.blogspot.com [blog normal]
http://aliceandherlife.blogspot.com/ [blog con nove, solo llevo 2 capítulos así que si quieres leertela adelante (;]
Un beeeeeeeeeeeeeeeeeeesazo!

jositha dijo...

muuucha razón .. Disney es una mierda que les laba el cerebro a los niños y no es que sea feminista ni nada, pero te encuentro razón, lo justo es justo , ¿por que tenemos que ser nosotras?
que las bestias salgan adelante solas xD
ahh por cierto primera vez que paso por aquí :B
te sigo y te espero en el mío ..
saludos ♥

Camila. dijo...

JAJAJA nunca se me hubiese ocurrido. muy buen tema! me encantó como te expresaste

Diego M. dijo...

Cuanta energia en tus palabras y conviccion en tus argumentos, admirable!
Gran texto, un lujo de creacion...
Ahora con el tema central... te apoyo, creo que vas en lo correcto, es interesante poder toparce con un pensamiento como el tuyo, ojala las futuras generaciones no caigan con este tipo de mensajes, aun que eso depende de los padres que esten interesados en saber lo bueno y malo en los mansajes de peliculas o series infantiles.
Saludos y newen 8fuerza)!

rodolfo dijo...

Confieso que no vi la película, pero por lo que conozco de la historia me parece que el mensaje es que si uno es rico, sin importar que tan bestia sea uno, siempre va a venir una mujer hermosa a encontrarle el lado bueno... Me parece que una buena película acerca de la belleza interior es Shrek: no solo tiene el mensaje de que hay que darle una oportunidad al ogro, también tiene un mensaje para las mujeres de no encasillarse en el estereotipo de princesa y ser auténticas.

Rafael Garcia dijo...

Hola, actualizé mi blog con un nuevo relato, pasate si quieres. Tu opinion sera bienvenida. Un besazo!

Dan dijo...

Del hombre peludo e incivilizado JAJAJAJAJAJAJ
Yo en marzo termino los finales del curso de ingreso :_
Gracias, mi vida ♥