Nuestras voces tienen el poder de la denuncia, del recuerdo, de la creación... La juventud no nos excede: nos estimula. Somos como una brújula que oscila por la realidad dejando huellas (que no son poco), plasmándolas en papel, llorando letras...La tinta es nuestra aliada;

este blog solo la excusa..

Tenemos mil cosas más para torturarnos↓

miércoles, 19 de enero de 2011

no pares de soñar.

Derechos del autor a Bettina


“Lo más importante es ser buena persona, mantener tus valores... Quizás ahora todavía sos chica, pero cuando seas más grande te vas a dar cuenta''; eso leí cuando era mucho más chica, tenía catorce, quince años. Creo que de tantas cosas que me dejó esa etapa, esa es la que más valoro.

Tenía razón. Cuando uno es chico hay miles de cosas que no puede ver, ni entender. Pero hoy que lo miro todo con otros ojos, me doy cuenta del valor de lo que quiso dejarme como aprendizaje para siempre; el ser una persona de bien.

Todos los días de mi vida lucho contra mis propias mezquindades, contra los egoísmos, contra la pérdida de valores que veo en el mundo, contra tanta maldad sin sentido y me pregunto cuál será el camino correcto, cómo se hace para no perder las esperanzas frente a gente que, veo, no quiere mejorar.

Ponerse en el lugar del otro es siempre la mejor manera de darse cuenta si lo que estamos haciendo está bien o mal.
 Antes de meterte con un chico que tiene novia, pensá cómo te sentirías si vos fueras esa novia y te estuvieran cagando a vos. Antes de meterle los cuernos a tu chico, pregúntate qué harías vos si él hace lo mismo. Antes de criticar a otra persona, mírate al espejo y fíjate cuántas cosas podría decir el otro de vos y cuánto te dolerían. Antes de traicionar a una amiga, reflexiona sobre lo que sufrirías si fuese al revés. Antes de vengarte de alguien que te lastimó, pensá que ese acto no te va a hacer sentir mejor; solo te provocará más dolor. Antes de tratar mal a tu familia, recordá que el día que no estén más, su ausencia te podría desgarrar del dolor. Antes de discriminar a alguien, reflexioná sobre lo horrible que se sentiría si te discriminaran a vos.

Uno no puede cambiar sus defectos, pero si transformarlos. Hacerlos más chiquitos, más ínfimos. Superarse cada día es poder dejar atrás los egoísmos, el orgullo, la discriminación, los prejuicios y aprender a ser feliz por uno mismo; sin necesidad de cagar a nadie.

No es más vivo el flaco que caga a la novia con cinco chicas por noche, ni la piba que cuando sabe que un chico tiene novia, busca levantarselo a toda costa. No es más capo el que se ríe de los defectos de los demás, ni el que se vanagloria de la traición que le hizo a un amigo.
 La maldad no es una moda; no deberíamos idolatrar a aquellos que se comportan mal.

Hay muchas cosas que están mal en este mundo, y creo que todas se deben a lo mismo; si todos nos preocupamos solo por nosotros mismos y nos cagamos en los demás, si no ayudamos al ciego que quiere cruzar la calle o nos burlamos del flaco al que su novia caga, entonces no nos quejemos cuando hacen lo mismo con nosotros. Cuando el egoísmo nos pasa cerca, ahí si que nos duele, que sufrimos, que no entendemos por qué tanta injusticia, pero a la hora de reflexionar sobre nuestros actos, jamás lo hacemos. ¿Por qué?

Es mucho más fácil juzgar al otro, reirnos de aquel, y cagar a aquella que detenernos a ayudar a un amigo, a hacer reflexionar al que está actuando mal, a abrazar a alguien que llora, a interesarnos por quien más lo necesita.

Vivimos en un mundo donde la ropa, el auto, la foto del Facebook y hasta el pibe fachero son más importantes que nuestra amiga, que nuestro novio, que nuestros papás. Vivimos sumergidos en nuestra propia mierda; preocupándonos solo por nuestro bienestar sin importar a quien pisamos en el camino. Pero, ¿Qué pasa cuándo nos pisan a nosotros? Entonces si somos los primeros en hablar de códigos, en reclamar justicia, en preguntarnos por qué nos pasa tal o cual cosa si no lo merecemos.

Al final la vida es muchísimo más simple. No llegamos hasta acá para cagar a nadie, ni para vengarnos de alguien que nos lastimó. Lo mejor siempre es mostrarse transparentes, ser puros de alma y de corazón. Dejar los egoísmos de lado, no comportarse mezquinamente. Cuidarnos a nosotros mismos sin olvidarnos del resto del mundo. Colaborar, acompañar, ayudar, estar. Dejar de apuntar con el dedo a los demás, y empezar a mirar para adentro. Dejar de actuar por conveniencia, y empezar a hacerlo por amor. Dejar de pensar que es más vivo y copado el que se caga en todo y en todos, y empezar a replantearse qué y quiénes queremos ser.

Qué clase de persona elegimos ser.
Qué queremos dar, qué queremos recibir.
Qué lado del mundo pretendemos ocupar.

De eso se trata la vida.
''Bien parado o en la lona, hay que ser buena persona''



9 días, mi cumple♥

10 comentarios:

Algodevos dijo...

Muy muy cierto! Hace unos días atrás subí una entrada que se refiere más o menos a lo que vos decís.
Y justamente ayer, subí una hablando de mi ex y contando como me cagó, me metió los cuernos y ahora quiere volver conmigo. Pero yo mencioné que le iba a pagar con la misma moneda, que le iba a hacer lo que el me hizo, para que vea lo que se siente. Como una 'venganza' de mi parte hacía él. Pero me hiciste abrir los ojos y no está en mis principios ser así, aunque por dentro me encantaría, pero no me da. No soy la misma mierda que él.
Muy buena tu entrada, me copó.
Un besote!

Belu dijo...

Dá ya no me caes bien, sos de peñarol T-T. Sos de Uruguay, de acuario como yo y nuestros nombres enpiezan con b♥ ajajajajaja♥ Cumplis el 28 awwwwww que linda. Un beso♥

Algo de mi. dijo...

Mui verdaderamente sierto ! me ha encantadoo lo que haz escrito.. . te sigo.. . espero tambien lo hagas :D un abrazo (:*

Camila. dijo...

Genial ese texto. Describe mucho por lo que pasamos la mayoría de los adolescentes. Sos una gran escritora.

Helen ♥ dijo...

Me encantó, como quisiera que muchos leyeran lo que escribiste porque es muy cierto y deberíamos practicarlo. Besos !

Helen ♥ dijo...

Me gusta mucho tu blog así que te deje un premio en mi blog :)

Pia dijo...

Ame tu Blog. Te sigo!

Mary dijo...

Pero tudo eso lo has escrito tú?1 *__*
besos! :D

sofia dijo...

Desde mas chica que mis papas, toda mi familia
me enseñaron todo ese tipo de cosas: no ser egoísta, no discriminar, ponerse en lugar del otro.
No soy la mejor persona del mundo obvio, pero quiero superarme cada día más y serlo!
porque se siente muy bien ser bueno y estar lleno de valores!
Me gusto mucho lo que escribiste, pienso igual!
A veces mis amigas no se dan cuenta y cometen alguno de estos errores y es como que me bronca y les hago ver las cosas, yo también a veces cometí alguno y despues me pongo a pensar y me arrepiento!
no de cagar a nadie ni nada porque eso si que jamas lo haria!
Ojala este mundo se llene de personas de buenas!
Un beeso!:)

rodolfo dijo...

Hola Bettina. Me gustó lo que escribiste y creo que esa "perdida de valores" de la que hablás se debe a que hoy en día existen muchas herramientas para cagar y cagarse a uno mismo. Dos siglos atrás, gran parte de la población vivía en comunidades en las que todos se conocían y el ambiente podía llegar a ser muy duro con el que hiciera alguna injusticia con los demás. El ambiente premiaba al que actuaba de acuerdo a la moral y le daba ciertas garantías de que los demás iban a actuar reciprocamente. Hoy en día hay mucha movilidad y muchas facilidades para comunicarse con mucha gente incluso anonimamente. La moralidad tiene mucho de sacrificarse por algo más grande que uno, pero hoy en día está todo dado para que la gente egoista parasite la buena voluntad de los demás. Es triste que sea así porque creo que en el fondo todos, o por lo menos la gran mayoría, necesitamos ser una parte sana de eso más grande que uno. Es un problema dificil de resolver pero tengo la esperanza de que con el tiempo la sociedad va a evolucionar positivamente. Me parece que lo que está faltando es un marco para tener una moralidad racionalista, al estilo de algunas escuelas filosóficas griegas. Hoy en día hay demasiado cinismo...