Nuestras voces tienen el poder de la denuncia, del recuerdo, de la creación... La juventud no nos excede: nos estimula. Somos como una brújula que oscila por la realidad dejando huellas (que no son poco), plasmándolas en papel, llorando letras...La tinta es nuestra aliada;

este blog solo la excusa..

Tenemos mil cosas más para torturarnos↓

sábado, 20 de agosto de 2011

Siempre quedará una huella que recuerde ese momento


Con intentar no alcanza, es simple. Uno puede esforzarse, arriesgarse y hacerlo sin resultados positivos o, directamente sin resultados. Uno puede llorar sobre lo ocurrido sin que algo se modifique. Es que, simplemente, la intención no vale por sí sola.
Lo que vale no siempre para algunos es la intención, es así  (aunque no lo asumamos). Lo que vale es lo obtenido, el producto, la eficiencia del proceso. Nos guste o no, las miradas se fijan en el final, en el exterior y en las fallas. Y se regocijan cuando reluce lo peor, aunque lo peor que presentemos sea un ínfimo detalle, algo diminuto e insignificante, como resultan nuestros deseos ante el frívolo juicio ajeno. Las ganas no se comparan al éxito, querer no es lo mismo que lograr, tratar y conseguir son antónimos.
En las relaciones pasa muy seguido. La paciencia, el amor, la dedicación y el perdón no son garantía de bienestar, ni de duración, ni de estabilidad. Suelen ser vanos intentos que terminan en la nada misma si el resultado no acompaña. Es que sí, es una postura bastante exitista, pero real. Real como el dolor que causa el fracaso, como la impotencia de no poder hacer nada al respecto cuando las cosas están hechas y no se pueden modificar, como la angustia de desconocer los motivos, como la vida misma. Como la angustia que sentí el domingo cuando me entere que no estabas más con nosotros. Tenías solo 33 años. No se como llenar esa ausencia tan grande que dejaste. Lo que si sé es que te voy a querer siempre y siempre siempre te llevaré conmigo. Por vos se que no importa cuántas veces me caiga, siempre voy a encontrar razones para seguir de pie, y que no importa cuánto sea mi dolor, siempre el sol me espera ahí afuera. Siempre conmigo ~ 







6 comentarios:

Ainnoa♥ dijo...

Me ha encantado:)

AnnGy Henríquez dijo...

Tienes razón, las cosas no duran para siempre, nunca una relación tiene sinónimo de duración. Espero que estés bien, Gracias por el comentario. Un beso.

Jorge Prado dijo...

Con intentar no alcanza. :)

msgthrash dijo...

Me ha encantado tu blog. Te sigo, vale?

Te invito a que pases por mi blog, y si te gusta, que me sigas.
Es relativamente nuevo, pero estoy esforzandome en hacerlo lo mejor posible, y necesito un poquito de movimiento. Ya nos leemos!
Un beso!

http://elvientomesusurra.blogspot.com

Marta. dijo...

totalmente de acuerdo con la entrada, si te pones a tratar de conseguir algo y fallas te lo recriminaran siempre, asi que cuando inicies algo asegurate de poder lograrlo
un besito

Camila Sumire dijo...

Me encanta tu entrada, como siempre cada vez que leo algo que escribes es como si me identificara un montón.

Te dejé un premio en mi blog :)
Besos x3