Nuestras voces tienen el poder de la denuncia, del recuerdo, de la creación... La juventud no nos excede: nos estimula. Somos como una brújula que oscila por la realidad dejando huellas (que no son poco), plasmándolas en papel, llorando letras...La tinta es nuestra aliada;

este blog solo la excusa..

Tenemos mil cosas más para torturarnos↓

miércoles, 17 de noviembre de 2010

fake friends


Yo pienso en que cambios que te da el destino,o la suerte. Que giros de 360º que dan las personas. Cómo alguien tan cercano a vos te puede meterla traba de tal forma que te vas de cabeza contra la pared, y todos sabemos que vas a terminar estrellada. Te matan. Te van matando de a poquito, van comiéndose los bocadillo. Poco a poco. Vas cayendo al suelo, y cada vez, estas más cerca. Y cuando tenes el suelo a menos de un centímetro de tu cabeza es cuando despiertas, y te das cuenta de que las cosas no eran como aprecia que estaban planteadas. Y te hundís y piensas: por qué. ¿Vos no eras mi hermano? ¿Vos no eras esa persona en la que yo podía confiar hasta lo más oscuro de mi puto ser?.... Ah, no eras... perdón. Me confundí de persona. Y ahí, justo ahí, es cuando te haces más desconfiado y abrís más los ojos. Viendo quienes son tus VERDADEROS amigos. No: tus amigos, conocidos, etc. Tus verdaderos amigos, esos que son de EN SERIO hermanos que te tenían incorporado hasta antes de conocerte.
Es genial como se dan vuelta las cosas, como cambias cada vez que giras más. Es genial como alguien que, en serio, pensabas que valía más de una pena, más de un millón de penas, no vale ni una moneda falsa de un centavo. Eso, falsa. Falsedad. Ese circulo vicioso de ''amigos'', de colegas cercanos, o simplemente gente de buena confianza que ya, no lo es.
Y estoy hablando totalmente en general. Totalmente en general. Porque ya no me dan ganas de resolver casos, no me dan ganas de navegar por el espacio sabiendo que no tiene fin, no, no y no. No me quiero meter en un laberinto del cual no pueda salir. Si no estas en mi vida, por algo será. Y estoy bien, difinitivamente más que bien, mucho mejor sin vos. Y yo puedo ser muchas cosas, eh. MUCHAS COSAS. Pero resentida: jamás. Jamás. Jamás. No me permitiría rebajarme a tal punto, no me dejaría mi alma rebajarme hasta allí. Yo sé que nadie me permitiría rebajarme hasta ese pequeño lugar.
Y hoy, todas estas personas, están en algún recóndito lugar muy lejos de mí, para mi suerte, en algún puto lugar. Donde ya no me hacen mal. =)

1 comentario:

Master!! dijo...

La gente, la gente cambia, pero un giro de 360° te deja en el mismo lugar (?) Ta, recorriste 360°, tal vez algo cambiaste, pero estás en el mismo lugar, dije (?)

A veces leo cosas como esta y me hacen sentir mal, yo hice algo así con mi mejor amiga, cuando ella se fué del país, vino de visita y nunca la traté de la misma manera, fuí una basura para con quien fué mi compañera de andanzas de mi adolescencia, aparte, nada entre nos, cada uno en la suya, pero siempre juntos, le fallé grotescamente y se lo dije, le lloré, le supliqué (?) pero la mina nunca se puso mal conmigo, siempre pensó que fue ella quien falló, siempre fué y será una mina de oro, el tema está en aprender del error para no volverlo a cometer, sinó, más que error es masoquismo (?).

Besos!!