Nuestras voces tienen el poder de la denuncia, del recuerdo, de la creación... La juventud no nos excede: nos estimula. Somos como una brújula que oscila por la realidad dejando huellas (que no son poco), plasmándolas en papel, llorando letras...La tinta es nuestra aliada;

este blog solo la excusa..

Tenemos mil cosas más para torturarnos↓

viernes, 5 de noviembre de 2010

Don Segunda Mujer.


Les voy a contar la historia de Don Segundo Mujer, un hombre que más por afán que por necesidad anda compartiendo su tiempo con dos mujeres. ¡Cuando no con tres! Muchos dirán que es un gran macho por tener su ego por el cielo, aunque muchas otras dirán que es un pobre infeliz. Un bueno para nada que anda por ahí rompiendo corazones como si nada. Y lo más desconcertante, me parece, que se queje cuando alguna de ellas, se entera que hay otra cuando la primera no está con él. Es una locura pensar que esto sucede y con frecuencia en los países islámicos, donde un jeque tiene más de cinco mujeres a su disposición sexual.
Pero Don Segunda Mujer no se asombra y quiere más. No se cansa de adorar la belleza (sobre todo la ajena) y si por casualidad, vos mujer de cabellos dorados, te le acercas con buen ánimo, ten cuidado de no pisar el palo, de no caer en su escondite, porque una vez adentro, dudo mucho que a pesar de todo quieras salir. Él es todo un dandy, con sus ropas caras y su estilo británico, logra captar la atención de su combinación de colores en cualquier sitio donde concurra.
Sus amigos, lamentablemente, envidian el poder de seducción, el carisma, la confianza en sí mismo, la soltura de su andar, el tono comprador de sus frases, su mirada verde y penetrante.
Pero por favor no corras, no te gastes en esconderte, él te encuentra donde menos te lo esperas. Don Segunda Mujer, nuestro querido amigo, tiene marcado en su teléfono tu número, cuando atiendas ya será tarde, él ya te habrá enamorado.

1 comentario:

Master!! dijo...

Un seductor como pocos (?)

Con esas características me hace acordar al flogger de Martinuccio (?)

No me apetece llamar machos a quienes tienen muchas mujeres, yo soy felíz con la mia desde hace 3 años :-)