Nuestras voces tienen el poder de la denuncia, del recuerdo, de la creación... La juventud no nos excede: nos estimula. Somos como una brújula que oscila por la realidad dejando huellas (que no son poco), plasmándolas en papel, llorando letras...La tinta es nuestra aliada;

este blog solo la excusa..

Tenemos mil cosas más para torturarnos↓

jueves, 22 de abril de 2010

La obra infinita,.


La vida es un gran circo, una gran puesta en escena. Lo dice Luis Alfa en una de sus líricas "la vida es un teatro”…pero luego este continua diciendo "y yo no soy actor" y en eso estoy en desacuerdo.No creo que haya falencia de actores, al contrario, todos somos actores en la vida. Y la verdadera carencia es la falta de buenos papeles en ella, pero igual hay que estar preparado, uno nunca sabe cuando el protagonista principal puede llegar a caer;


No hay comentarios: